1-Conocer al comprador extranjero

Los datos nos reafirman que todos los clientes no buscan lo mismo. Algunos extranjeros se decantan por el mar, mientras otros lo hacen por la urbe de Barcelona y alrededores. Es vital tener en cuenta los distintos gustos dependiendo de la procedencia del cliente. Los chinos por ejemplo buscan propiedades nuevas, o que no necesiten reforma. Con muebles y electrodomésticos ya incluidos. Los egipcios por su parte buscan que las propiedades sean exteriores, con buenas vistas. Sin darle tanta importancia al hecho de que cuenten con balcones o terrazas como el cliente francés o inglés. Distintas nacionalidades, distintas necesidades y gustos. Hablar el mismo “idioma” inmobiliariamente que ellos, es imprescindible.

 

2-Un mercado en continuo cambio

El mercado está en constante cambio. Por cercanía los franceses y los ingleses a lo largo de los años han sido siempre lo mayores compradores extranjeros. Los rusos, los turcos o los pertenecientes a los países bajos van variando según la situación económica, política del país.

 

3-Una buena carta de presentación

La vista es uno de los sentidos más importantes. Fotografías de calidad, una descripción impecable en el idioma nativo del comprador son elementos fundamentales. Puede hacer que el cliente se vea más atraído a comprar el inmueble.

 

4-Darle al cliente un servicio post-venta

Es importante acompañar al cliente en todo el proceso, asesorarle sobre la mejor financiación, ayudarle a obtener el NIE, a abrir una cuenta bancaria, etc. Gestionarles la Golden Visa, los cambios de suministro…sin olvidarnos de los seguros o el cambio de divisas. En definitiva, convertimos en su persona de confianza en el país.

 

5-Guiar al comprador legalmente

Al ser un comprador extranjero desconocerá la normativa del país y los asuntos legales del mismo. Por eso es importante en todo momento ser su fuente de información. Hay que avisar de cuál será el coste final (incluyendo precio, impuestos, notario y registro).  A la vez que informarles de los gastos de la comunidad, el IBI, etc.

 

6-Comprender la cultura de cada comprador

Hay que personalizar el trato para cada cultura, hay muchas diferencias entre cada una de ellas. Se trata de hacer sentir al comprador lo más cómodo posible.

 

7-Dar importancia a los pequeños detalles

Cualquier información puede ser útil. Informarles sobre los servicios públicos, colegios o supermercados, puede ser de gran ayuda a la llegada a un país extranjero.

 

8-Rapidez

Es importantísimo contestar lo antes posible a las solicitudes de las propiedades, las respuestas tardías hacen que el cliente pierda interés.

 

9-Colaboración con partners de otros países

Es clave tener firmados acuerdos con agencias de otros países donde nos puedan aportar clientes. Que vienen informados de los precios y características de los inmuebles que quieren adquirir

 

10-Historia

Para los clientes extranjeros es muy importante conocer la historia del inmueble que van a adquirir. Quién ha vivido en él, la razón por la que lo venden, etc. Pero esperan que las visitas las haga un profesional, no les suele gustar que les enseñe el piso el propietario. Un punto importante a tener en cuenta.

 

 

Este año 2018, Fincas Eva ha vendido propiedades a personas de 23 países diferentes :

  • China
  • Armenia
  • Suiza
  • Francia
  • Marruecos
  • Estados Unidos
  • Inglaterra
  • Egipto
  • Italia
  • Holanda
  • Venezuela
  • México
  • Emiratos Árabes Unidos
  • Turquía
  • Escocia
  • Uruguay
  • Andorra
  • Peru
  • Georgia
  • Chile
  • India
  • Alemania
  • Chipre

¡Síguenos en todas nuestras redes sociales para estar al día de todas las novedades en el mundo #inmobiliario! Entra en nuestra página web y descubre toda la cartera de inmuebles que tenemos.