El Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) es una tasa que cada año los propietarios de todos los inmuebles (viviendas, garajes, locales, etc) tienen que pagar. Es un tributo que tienen que abonar por el simple hecho de tenerlos.

 

Este impuesto sirve a los ayuntamientos para recaudar dinero, que se destina a la mejora de las infraestructuras de la ciudad. Es por este motivo que el valor del tributo vaya fluctuando dependiendo del año en el que nos encontremos. Este es un pago muy polémico puesto que los propietarios tienen que hacer frente a él, aunque no le estén sacando un rendimiento a la propiedad.

 

Características:

  • Su pago es anual.
  • El dinero recaudado va destinado a los ayuntamientos.
  • El propietario del inmueble debe hacer frente a este pago siempre que su nombre aparezca como titular.
  • El importe del tributo se calcula de acuerdo a el valor que tiene tanto el suelo donde está construido como la edificación.
  • Se calcula teniendo en cuenta el número de habitantes que tiene el municipio. No es lo mismo el IBI que se paga en una ciudad grande, que en un pueblo.

 

¿Si vendo mi vivienda, quién tiene que pagar el IBI?

En el caso de que vendas tu vivienda, hay que tener en cuenta que el cálculo del pago siempre se hace desde el día 1 de enero de cada ejercicio fiscal. Por lo tanto si tu vendes el inmueble en septiembre, la cuota del IBI la deberás pagar tú.

 

¡No te olvides de entrar en nuestra página web y de  seguirnos en todas nuestras redes sociales :

Facebook 

Instagram 

Linkedin

                 

                                                         We will guide you