El mundo está adentrándose a una nueva era digital. La irrupción del COVID aceleró este proceso. ¿Sabías que la cantidad de clientes digitales de la banca se ha disparado durante la pandemia y ya ha alcanzado el 60% en la mitad de los bancos? Antes de la pandemia, en enero de 2020 sólo el 28% de las entidades contaban con este porcentaje.

La causa principal de esto es la penetración digital en el sector más sénior de la población, según explica el socio responsable del sector Financiero de KPMG en España, Francisco Uría.

Además también hubo un gran incremento del pago sin contacto. Las cifras indican que la pandemia ha hecho que este fenómeno avance en un año lo que lo hubiera hecho en los próximos cinco.

Por otra parte, cada vez más van teniendo más peso las grandes tecnológicas y las fintech, lo que provoca un cambio en el ‘status quo’ de las entidades bancarias y han obligado a los bancos españoles a invertir en tecnología y buscar alianzas para cubrir las nuevas alianzas de sus clientes.

 

Las inmobiliarias no nos estamos quedando atrás, y hoy en día, la digitalización del sector inmobiliario e hipotecario es una realidad de la que ya no hay vuelta atrás.  Como nuevos cambios pudimos ver la irrupción de:

Recorridos virtuales:

Con las medidas de distanciamiento social que surgieron tras declarada la Emergencia Sanitaria por el Covid-19, los agentes inmobiliarios fueron algunos de los primeros en sacar partida de las herramientas tecnológicas para ofrecer a futuros y posibles compradores tours y experiencias por las propiedades en formatos 3D, 360°, videos profesionales, o a través de Realidad Aumentada, donde las personas pueden ‘visitar’ de manera personalizada toda el área, ver todas las plantas, en perspectiva espacial, entrar y pasear por ella.

 

Firmas digitales:

De la mano del punto anterior, está la agilización del proceso de compra, los trámites administrativos, documentos, etc., por lo que es fundamental que todas las instituciones que participan en la venta se encuentren en una sintonía digital que permita ahorro de tiempo, seguridad y transparencia.

De entre las muchas bondades que la transformación digital ofrece está la eficiencia de los procesos operativos, que permite aportar valor y contribuir a la digitalización. Para lograr un cambio, lo principal será:

Identificar y despedir los antiguos modelos de gestión ineficientes y migrar a uno con mayor eficiencia a través de la industrialización de los procesos tradicionales del sector.

Blockchain:

Recientemente, el uso del Blockchain ha permitido las transacciones digitales seguras sin necesidad de algún intermediario ni contacto físico. Dentro del sector inmobiliario, es una herramienta PropTech que facilita los métodos de pago durante las operaciones de compraventa.

Entre algunas de sus bondades se encuentran la reducción de costos y tiempos; contratos digitales; además de que brinda la opción de invertir en un proyecto de bien raíz con la posibilidad de revender sus acciones.

Esperamos que este artículo te haya servido. ¿Estás buscando comprar o vender una propiedad? En Fincas Eva tenemos un equipo experto que te acompañará en todo el proceso . Además contamos con todas las últimas tecnologías para que el camino sea rápido, dinámico y eficiente.