Cuando hablamos de tradiciones en nuestro país, desde luego la Semana Santa ocupa un lugar muy importante. Y por supuesto la gastronomía en estos días lo es incluso más. El tener que quedarnos dentro de las puertas de casa no es motivo para dejar disfrutar de unos ricos platos este fin de semana largo.

Hoy en nuestra edición #YoMeQuedoEnCasa, les traemos dos  recetas para que puedan desempolvar los delantales de cocina y ponerse manos a la obra:

Potaje de vigilia. Garbanzos, con espinacas y bacalao

Ingredientes:

300 g. de garbanzos secos (sin remojar)

300 g. de bacalao desalado

250 g. de espinacas frescas

2 cebollas medianas

4 dientes de ajo

1 huevo

1 rebanada de pan

1 cucharada de postre de pimentón de la Vera (agridulce o dulce)

1 hoja de laurel

Aceite de oliva virgen extra

Sal (al gusto)

 

Antes de cocinar  Bacalao, garbanzos y espinacas:

  1. El día anterior ponemos los garbanzos en agua templada con una cucharadita de sal y los dejamos en remojo durante la noche, normalmente 12 horas. Debemos lavarlos después para quitar posibles impurezas y que no se nos cuele ningún garbanzo estropeado que nos pueda fastidiar un diente, lo digo por experiencia. Pasado ese tiempo sólo nos quedará escurrir y apartar hasta el momento de preparar el potaje.
  2. Para ahorrar tiempo y que no nos lleve 2 días la receta, recomendamos un lomo de bacalao ya desalado, de buena calidad.

Cocción de los garbanzos:

Para cocinar los garbanzos, recomendamos hacerlo una hora y media a fuego lento en una olla, o por la más práctica, usando la olla express.

Con ella en tan sólo 15-20 minutos tendremos listos los garbanzos. En la olla rápida echamos un litro de agua, 2 dientes de ajo pelados, la hoja de laurel y los garbanzos ya remojados.

Cerramos, ponemos a fuego alto y cuando comience a salir vapor, bajamos a fuego bajo y cocinamos 15 minutos.

Preparación del sofrito y los huevos cocidos:

  1. Mientras se cocinan los garbanzos vamos a preparar el sofrito. Picamos fino uno de los dientes de ajo y pelamos el otro. Pelamos las cebollas y las picamos en juliana pequeña.
  2. En una sartén amplia vertemos aceite de oliva virgen extra y freímos el ajo a fuego medio. En cuanto empiece a “bailar”, vemos que coge un tono dorado, retiramos el diente de ajo entero.
  3. Añadimos la cebolla y seguimos sofriendo. Salamos al gusto. Cuando esté pochada, apagamos el fuego y dejamos atemperar un poco el aceite.
  4. Añadimos una cucharada de postre de pimentón de la Vera y removemos bien para que se integre perfectamente con el sofrito. Reservamos.
  5. En un cazo pequeño ponemos agua a hervir. Cocemos el huevo, que luego utilizaremos al final de la receta.
  6. Pasado el tiempo de cocción de los garbanzos. Dejamos que se libere todo el vapor de la olla antes de abrir.
  7. Pasamos el caldo colado a otra cazuela junto a los garbanzos (que no vaya el ajo ni el laurel).

 

Cocción del potaje de vigilia y presentación final:

  1. Ponemos esta cazuela a fuego medio. Cuando empiece a coger temperatura, vertemos el sofrito y removemos bien.
  2. Echamos ahora en varias tandas las espinacas, que en poco tiempo irán reduciendo su tamaño.
  3. Rectificamos de sal y dejamos cocinando un par de minutos.
  4. Desmigamos el bacalao en trozos.
  5. Añadimos a la cazuela y la movemos “en vaivén” (por las asas) para que se vayan mezclando todos los ingredientes. Bajamos a fuego bajo.
  6. En una sartén con un poquito de aceite de oliva, freímos la rebanada de pan (mejor si es de bolla). Vuelta y vuelta hasta que esté dorada y crujiente.
  7. En un mortero echamos el pan frito desmenuzado y el diente de ajo que teníamos reservado. Machacamos y hacemos un majado.
  8. Pasados los 5 minutos desde que echamos el bacalao. Añadimos el majado anterior.
  9. Pelamos el huevo cocido, lo cortamos en pequeños trozos. Lo añadimos a la cazuela justo antes de servir en la mesa. Servimos bien caliente.

Mona de Pascua

 

Ingredientes:

Para el prefermento: 75 ml. agua templada

10 g. levadura fresca de panadero y 1 cucharada sopera de azúcar.

125 g. harina de fuerza

Para la mona: 175 g. azúcar

575 g. harina de fuerza

3 huevos + 2 para decorar (total 5)

2 limones, su ralladura + 1 monda

1 naranja, su ralladura + 1 monda pequeña

50 g. levadura fresca de panadero

125 ml. leche entera

80 g. manteca de vaca

1 pizca de sal

 

Preparación del prefermento para la masa de la mona:

Lo primero que tenemos que tener presente a la hora de hacer esta mona de Pascua es que es una receta que lleva su tiempo. La paciencia es importante para que salga de rechupete.

Hay muchas recetas de mona de Pascua y por experiencia la mejor es con prefermento.

¿Qué implica? Es una especie de masa madre rápida en el que vamos a introducir un acelerante, que es levadura prensada de panadería, pero si tenéis tiempo podéis preparar la masa madre en casa.

La levadura prensada de panadería es la que encuentras en cualquier supermercado.

Calentamos el agua hasta que esté templadita y en un bol disolvemos la levadura. Añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva.

En el mismo bol echamos la harina de fuerza. Mezclamos bien con una cuchara o tenedor. Seguimos mezclando con las manos. Hacemos una bola tal como os muestro en las fotos.

Dejamos que fermente la masa en un bol con agua templada durante 1 hora, quedará como una especie de pasta.

Preparación de la masa de la mona de Pascua

  1. Derretimos la manteca de vaca y reservamos.
  2. Lavamos bien los limones y una naranja, secamos y rallamos uno de los limones y parte de una naranja, sin que tenga nada de blanco, que si no amarga.
  3. Pelamos la monda del limón y la parte restante de la naranja. Reservamos la ralladura en un plato para añadir a los huevos y las mondas en otro para la leche infusionada.
  4. Calentamos la leche entera en un cazo hasta que comience a hervir.
  5. Retiramos del fuego y añadimos la tira de monda de limón y otra de naranja. Dejamos que se infusione mientras se enfría la leche.
  6. En un bol grande batimos los huevos. Añadimos el azúcar, la sal, las ralladuras del limón y la naranja, la leche ya templada y la levadura.
  7. Batimos enérgicamente hasta que blanqueen los huevos y esté todo totalmente integrado. Yo lo hago con la batidora eléctrica, en menos de un minuto tienes todo listo.
  8. Añadimos a la mezcla el prefermento y la manteca de vaca derretida. Integramos con el resto de ingredientes.
  9. Echamos la harina y comenzamos a incorporarla, primero con la ayuda de una cuchara de madera y luego con las manos.
  10. Seguimos removiendo lo que empieza a ser la masa durante unos minutos. Por ahora será una mezcla bastante pegajosa.
  11. Tapamos la masa dentro del mismo bol con papel film y dejamos que fermente durante no menos de 4 horas. La masa llegará a casi triplicar su volumen.

Amasado. Horneado y presentación final de la mona de Pascua

  1. Preparamos la zona donde vamos a amasar, por ejemplo la encimera de la cocina es perfecta. Llenamos la zona de la encimera de harina, sacamos la masa del bol y empezamos a trabajar la masa con las manos. Amasamos ligeramente hasta formar una bola.
  2. En este punto, y dependiendo de la forma que le queramos dar a nuestra mona, modelamos la masa. En mi caso para hacer una trenza divido la masa en tres partes que extiendo y trenzo.
  3. Con la masa ya en la bandeja de horneado, y sobre papel de horno, la dejamos reposar de nuevo hasta que vuelva a doblar su volumen.
  4. Para asegurar el éxito de este levado podemos dejar la masa reposando dentro del horno que habremos calentado durante 1 minuto a la mínima temperatura, 20º ó 30º C, con el horno apagado.
  5. Batimos los huevos y añadimos unas gotas de leche, este truco evitará que el huevo se queme y quedará super bonito.
  6. Pintamos la mona con la mezcla de huevo batido y leche, siempre muy suavemente con una brocha de silicona pues no queremos pincharla.
  7. Preparamos el azúcar humedecido. Ponemos en un cuenco el azúcar granulado normal y vamos agregando gotitas de agua.
  8. Mezclamos con los dedos y cuando esté bien apelmazado, esparcimos sobre la mona de Pascua.
  9. Cocemos los huevos durante unos 12 minutos y los colocamos encima de la masa.
  10. Precalentamos el horno a 200° C, temperatura arriba y abajo.
  11. Horneamos, con el horno previamente caliente a 180º C durante 20-25 minutos.
  12. A mitad de cocción tapamos la mona con papel de aluminio para evitar que se queme. Es importante que estemos pendientes de la temperatura y el tiempo para asegurarnos de que está en su punto.
  13. Sacamos la mona del horno y la dejamos que enfríe.

 

 

 

Torrijas de Pascua

 

Ingredientes para las torrijas

1 barra de pan

1 litro de leche

100 g de azúcar

Piel de un limón

Ramita de canela

Dos huevos

Canela en polvo

 

Preparación:

  1. Poner la leche en un cazo y calentar a fuego medio.
  2. Añadir a la leche el azúcar y la corteza de limón. Remover un poco y dejar calentando hasta que empieza a hervir.
  3. Retirar del fuego y dejar que la leche se enfríe.
  4. Batir los dos huevos en un bol para rebozar las torrijas.
  5. Poner abundante aceite en un recipiente grande y poner a calentar.
  6. Cortar el pan en generosas rebanadas (que sean un poco gruesas) y disponer en una fuente. Verter un poco de leche por encima de las rebanadas de pan con la ayuda de un cazo. Dejar que las rebanadas de pan queden bien empapadas.
  7. Cuando estén empapadas pasar las rebanadas por el huevo batido, escurrir un poco y freír en el aceite.
  8. Dar la vuelta y comprobar el tono dorado de la torrija. Cuando estén bien fritas poner sobre una fuente con papel absorbente.
  9. Dejar enfriar un poco y pasar las torrijas por una mezcla de azúcar con un par de cucharaditas de canela.

 

Esperamos que estas recetas te ayuden a poder vivir esta Semana Santa de una manera creativa y preparar una bonita mesa para cenar en familia 🙂

 

 

¿Estás buscando una propiedad? Con la incertidumbre que vivimos estos días, y que sin duda permanecerá todavía por un tiempo, creemos importante poder contar con un profesional que te aconseje, acompañe y guíe en todo el proceso de compra ¡Te ayudamos a encontrar  lo que buscas, de una manera más rápida y eficaz y con menos riesgo! ¿Quieres saber más? Entra a nuestra web  y descubre todo lo que podemos hacer por ti.