¿Qué es la cromoterapia?

Es sin duda uno de los colores con más fuerzas, por eso hay que utilizarlo con cautela. Está bien para pequeñas pinceladas como en la cocina o el salón. Nunca en los dormitorios, es un color que puede dificultar el sueño