Uno de los dilemas más grandes a los que se enfrenta un propietario a la hora de poner a la venta su hogar es fijar su precio. Los que trabajamos en el sector inmobiliario, escuchamos habitualmente la frase: “para bajar el precio, siempre hay tiempo”.

 ¿Esto es verdaderamente cierto?

Si bien cuando se inflan los precios de una propiedad, se puede aportar un buen margen para negociar, también es cierto que esta práctica aleja a posibles compradores.
Hay que tener presente que al aumentar irracionalmente el precio de una vivienda, se excluye a muchos clientes potenciales,  que terminan descartándola por no ajustarse al presupuesto que están buscando.

Al no venderse la propiedad, se tendrá que ir bajando el precio, hasta asignarle su valor real. La consecuencia de esto es perder el impacto que tiene la propiedad cuando se publica por primera vez, que es cuando se genera un mayor número de visitas.

 

 

Es importante destacar que,  la tendencia a fijar un precio muy elevado a un inmueble, genera además mucho desorden en los precios del mercado. La consecuencia es que a la hora de hacer una valoración con muestras de otras propiedades, termine saliendo un precio que no coincide con el valor real de la vivienda.

Sin duda, hay coincidencia entre los expertos en que esta práctica aporta más desventajas que ventajas.

Según estudios realizados, España presenta un sobre precio del 10% y el 25% con respecto al precio final de venta.

En este momento, hay en internet diferentes herramientas automáticas de valoración, y desde Fincas Eva quisimos hacer la prueba  de que tan efectivas eran. Tomamos como referencia un piso ubicado en la zona de Sagrada Familia de 59m2, 3 habitaciones y 1 baño.  El resultado fue que todas las valoraciones mostraban diferencias sorprendentes.

La conclusión a la que llegamos, es que estas herramientas suelen tomar parámetros muy genéricos y no se detienen a analizar otras características importantes que influyen en el valor de venta.  Ningún inmueble es igual a otro, y hay muchos aspectos a tener en cuenta, por eso analizar el caso puntual y visitar personalmente cada propiedad es fundamental.

 

¿Cuáles son los puntos relevantes a considerar a la hora de fijar el precio de un inmueble?

-Superficie de la vivienda y repartición de espacio.

-Ubicación: Si la zona es buena y si se encuentra cerca de servicios y transporte público.

-Estado del edificio: Antigüedad, si dispone de ascensor, ITE, etc.

-Estado del interior: Si esta reformado, en buen estado, para entrar a vivir o con necesidad de arreglos.

-Orientación, luminosidad y vistas de la propiedad.

 

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad. ¿Estás buscando vender tu casa? Lo más recomendable es ponerse en contacto con profesionales inmobiliarios éticos, que realicen una tasación profesional, y que te ayuden en todo el proceso de la venta. En Fincas Eva llevamos 30 años ayudando tanto a vendedores como a compradores.

¡Llámanos al 932 658 665 o entra a www.fincaseva.com para descubrir todo lo que podemos hacer por ti!