Con la vuelta al cole son muchas las áreas de nuestra vida que queremos cambiar o mejorar. Por eso septiembre para muchos de nosotros se ha convertido el mes del #cambio. Nueva agenda, nuevo estilo de pelo, de trabajo y de casa, ¿porque no?

Hoy os traemos unos cuantos trucos para convertir tu casa en un oasis de paz saludable que te ayude a afrontar el resto de áreas de tu vida. Laboral, sentimental o familiar entre otras. Si no sientes que tu casa está en sintonía con tu estilo de vida, es el momento de realizar cambios. ¿Te animas?

5 Trucos que harán de tu casa un hogar saludable

 

1. Tener mucha luz: Como hemos hablado en post anteriores, que os dejamos el link para que podéis echar un ojo, los colores y la luz influyen directamente con el estado de ánimo. Por ello a la hora de comprar o alquilar una casa es importante realizar una visita física a la vivienda y comprobar si la vivienda cuenta con luz natural. Los colores de la casa pueden ser modificados fácilmente, por lo que eso no resultará ser un problema. Sin embargo la falta de luz, a largo plazo, sí.

 

2. Orden y funcionalidad: A nadie le gusta entrar a una casa llena de decoración, agobia y no deja relajación visual ni paz. Por eso es importante el orden dentro de la vivienda, tener todo tirado hace que nuestro cerebro no descanse pensando donde podría almacenar todas las cosas que se encuentra a su paso. Las nuevas tendencias de decoración están dejando paso a un estilo más minimalista o al hygge. Con el que poder disfrutar de tu vivienda sin preocupaciones. Poca decoración, pero bien escogida, esa es la clave.

 

3. Calidad del aire y olores: La ventilación es obligatoria en una casa. Por lo menos 10 minutos al día debemos abrir las ventanas, crear corriente, para renovar todo el aire de la vivienda. Así diremos adiós a gérmenes y ácaros que están en el ambiente. Tendremos menos dolores de cabeza y nuestra vivienda se dotará de un buen aroma. Que podremos ampliar utilizando distintos ambientadores, flores frescas o velas.

 

4.  Controlar la temperatura: Como se suele decir, ni mucho calor, ni mucho frío. Lo ideal es mantener una temperatura media de unos 21 grados todo el año. El calor excesivo puede resecar el ambiente, y que eso provoque un problema en tu salud, al igual que las bajas temperaturas. Por lo que intentaremos siempre mantener un ambiente a una temperatura media.

 

5. Controlar el ruido: Cuidar la contaminación acústica puede marcar la diferencia. Nadie se relaja en una vivienda ruidosa, por lo que si vives en el centro de la ciudad, aisla bien tu casa. También es recomendable el uso de otros elementos que amortigüen los sonidos como cortinas, alfombras o muebles tapizados. Y si eres un apasionado de la música, recuerda escucharla en bajo, convives en un vecindario donde hay que respetar a todos.

 

Te invitamos a entrar en nuestra web www.fincaseva.com y descubre todas las propiedades que tenemos en cartera. ¡Tu casa ideal te está esperando!